Para ganar, discrepa con tu equipo

Rodearse de un buen equipo de colaboradores es clave para cualquier cosa. Si eres el presidente de tu comunidad de vecinos, tener a tu alrededor otros vecinos comprometidos con la comunidad es clave para conseguir cosas y para que el mandato sea más agradable.

En la empresa, por supuesto también. Yo soy de los que piensa que cuanto mejores sean los que tienes alrededor, mejor para todos. Y, por tanto, si los que te rodean son mejores que tú, mucho mejor para el funcionamiento de la empresa. Lo mejor que te puede pasar es tener en tu equipo a personas a las que admiras profesionalmente.

Sin embargo, no solo en la empresa, en la vida en general, sin darnos cuenta, tendemos a rodearnos de personas similares a nosotros. Que coinciden en nuestra forma de ser, de pensar, de hacer las cosas. Si no tenemos esto en cuenta en nuestros equipos, podemos caer en el error de rodearnos de personas que piensan de forma similar a nosotros, creyendo que en general ese es siempre el punto de vista correcto. Lo que en psicología se llama “falso consenso”.

No solo hay que tener en el equipo gente mejor que uno, sino que además hay que tener personas que discrepen contigo. Personas con una forma de pensar diferente, incluso si cabe crítica con la forma de trabajar. Personas que discrepen. Parte de tu habilidad como líder del equipo no es formarlo con gente que esté de acuerdo. Sino hacer un equipo compacto de gente que discrepa. Ese equipo será mucho más rico, efectivo y ganaréis.

Posts relacionados

No Comments Yet.

Leave a comment